Portada del sitio > Español > Estados Unidos > ESTADOS UNIDOS - Nuevas oportunidades para los estudiantes latinos: las (...)

ESTADOS UNIDOS - Nuevas oportunidades para los estudiantes latinos: las Universidades Católicas en las Américas

Michael Hogan

Lunes 5 de marzo de 2007, puesto en línea por Michael Hogan

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español]

Con las alzas en las colegiaturas de las universidades estadounidenses, y la disminución del porcentaje de gastos respaldados por fondos becarios, muchos padres de familia se encuentran con la educación superior fuera de su alcance económico. Para algunos, la solución ha sido hipotecar su hogar, o que el estudiante acumule deuda prohibitivo vía préstamos. Otras familias han elegido los universitarios comunitarios, menos costosos, o aun han decidido privarse de la educación universitaria completamente, significando que los estudiantes se meten directamente en la fuerza laboral, pero sin capacitación.

Desde 2004, un programa iniciado por el College Board ofrece a los estudiantes otra alternativa para su planificación educativa. La iniciativa de reconocimiento del AP (Advanced Placement, o Colocación Avanzada) está en proceso de identificar las universidades extranjeras destacadas que aceptan las calificaciones AP y SAT, y que además ofrecen una educación de calidad a precios asequibles. En América Latina, existen hoy en día más de 90 universidades en 18 países con tales requisitos; incluyendo las principales universidades católicas que tienen convenios con universidades estadounidenses tales como Norte Dame, Trinity, Loyola, Boston College, y otros.

Para estudiantes latinos que pueden hablar y leer en español, asistir a una de estas universidades es una opción maravillosa. La mayoría de las instituciones no solo otorgan o crédito o colocación avanzada para calificaciones AP; además, algunas ofrecen becas. El promedio de los costos anuales para estudiar en una universidad católica latinoamericana es menos de $10,000 USD, y esa cifra incluye el hospedaje y los cargos administrativos. Todas las universidades en la lista a continuación son plenamente acreditadas, y sus carreras académicas son reconocidas mundialmente.

Durante las últimas dos décadas, entre dos y tres miles de estudiantes estadounidenses se han matriculado en el extranjero, incluyendo más que 800 en las escuelas de medicina (por los limites severos sobre matriculaciones estadounidenses en este campo.) Recientemente, con gastos aún más altos, la cifra ha subido más del 145%, y más estudiantes con planes de estudios no-médicos han empezado matricularse en las universidades extranjeras. Únicamente en América Latina, hay más de 26,000 estudiantes estadounidenses; alrededor del mundo, hay más de 170,000. Claro que no todos aquellos estudian fuera de sus países natales por motivos económicos: muchos eligen hacerlo para ampliar su conocimiento del mundo, sumergirse en una cultura y/o un idioma nuevo, o aumentar sus opciones dentro de la economía global tan competitiva.

Aunque los requisitos de idioma restringen los esfuerzos de algunos alumnos para matricularse en el extranjero, dicha limitación no afecta a los estudiantes latinoamericanos: muchos de ellos cuentan con la destreza lingüística necesaria y les atrae la opción de estudiar en América Latina. Además, extender su perspectiva cultural, aprender de la historia de Argentina, Uruguay, Chile o México y comprometerse al servicio (un requisito de las universidades latinoamericanas), les da habilidades que serán valiosas en el mercado laboral internacional.

Muchos padres de familia también consideran ésta como opción atractiva. Las universidades católicas en América Latina se caracterizan no sólo por sus programas académicos rigurosos, sino por sus valores tradicionales, un compromiso con el servicio social y el trabajo en equipo, y un panorama mundial que se puede faltar en muchas instituciones laicas. Varias de las universidades católicas son instituciones jesuitas, y forman parte de la red jesuita en que se comparten recursos, bibliotecas y profesores de la Unión Europea y Canadá así como los de los EE.UU. Entre ellas son el ITESO y la Iberoamericana, listados abajo. Hay otras que se denominan ‘pontíficas’, esencialmente autorizadas por la Santa Sede para ofrecer la educación católica de calidad; algunas, como la Universidad del Rosario colombiana, en existencia desde el siglo XVII. Finalmente, algunas como la Universidad de Montevideo en Uruguay, son afiliadas al Opus Dei. Lo que todas tienen en común es ofrecer un lugar seguro para el aprendizaje, planes exigentes de estudios, un compromiso de servicio comunitario, y valores morales sólidos.

Considerando que muchos consejeros o de prepa o universitarios desconocen las oportunidades para estudios en el extranjero, el College Board ha creado un sitio de red en que ellos, los estudiantes mismos y sus padres, pueden ‘visitar’ cada una de las universidades recomendadas: se ubica en la página www.collegeboard.com/apintl.
Durante los últimos tres años, el equipo del College Board ha viajado a 18 países en América Latina y ha visitado más de 140 universidades: personalmente han confirmado los datos que se ven en susodicha página de red, y mantienen un calendario continuo de visitas de seguimiento.

Recientemente entrevisté a dos estudiantes egresadas de una universidad jesuita mexicana: Paulina Julián y Gabriela Silva. Entre mis preguntas era, “¿Cual fue el aspecto más significativo de su educación en una universidad católica latinoamericana?”

Gabriella Silva (left) and Paulina Julian (right)
Photo by Hector Silva.

Gabriela me contestó, “La experiencia me ayudó crecer; particularmente el servicio comunitario por ponerme en contacto con varias clases sociales para entender México desde nuevos puntos de vista. Para mi es alarmante que tantos estudiantes estadounidenses viven de manera muy protegida, sin conocer mucho del mundo fuera de los libros; aunque se necesitarán tomar decisiones importantes, con efectos directos en el mundo.”

Dijo Paulina, “Me apoyó mucho en mi desarrollo espiritual. El ambiente bondadoso, la manera en que la gente se cuida una a otra, nutría mucho a mi espíritu. Y cuando se alimenta el espíritu estoy más eficaz en lo que hago: en contacto con la parte de mi ser más sabia y humanitaria, y eso se refleja en mis relaciones con los demás, y en todos mis asuntos.”

Paulina, quien estudió la carrera de pedagogía, hoy trabaja como asistente al director de educación internacional en una universidad regional importante. Gaby, quien estudió la psicología, es la psicóloga en espera para un colegio internacional . Las dos han aprovechado sumamente de sus carreras: además de ser exitosas en sus campos profesionales, son personas muy equilibradas y compasivas.

“No sé lo que se sucediera ni en dónde estaría hoy si hubiera estudiado en los EE.UU.,” me dijo Gaby. “Pero me agrada que elegí estudiar en Latino América, porque me parece menos ‘cerrado’ y más acogedor que varias otras regiones.”

Notó Paulina, “Al largo plazo creo que realmente no trata de dónde estudiamos, siempre que nuestra universidad esté abierta a las demás culturas y promueva el anhelo de aprender. No obstante, haber escogido América Latina me da gusto: es la parte del mundo más esperanzado en términos de la paz universal hoy en día, un lugar sin amenazas bélicas ni discordia entre las culturas.”

Lista de universidades católicas latinoamericanas que se recomiendan a los estudiantes estadounidenses que quisieran matricularse en el exterior.

1. Pontificia Universidad Católica de Chile.
2. Universidad de los Andes (Colombia).
3. Universidad del Rosario (Colombia).
4. ITESO (México).
5. Pontificia Universidad Católica Argentina.
6. Universidad Católica Andrés Bello (Venezuela).
7. Universidad Católica de Santa María (Perú).
8. Universidad Católica de Uruguay.
9. Universidad Iberoamericana (México).
10. Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.
11. Universidad Santo Tomás (Colombia).
12. Universidad Católica de Valparaíso (Chile).
13. Universidad Católica Santa María La Antigua (Panamá).
14. Ave Maria College of the Americas (Nicaragua).
15. Universidad Católica de Honduras.
16. Universidad Pontificia Bolivariana (Colombia).
17. Universidad Católica de Córdoba (Argentina).
18. Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (República Dominicana).
19. Universidad de Montevideo (Uruguay).
20. Universidad Panamericana (México).

NOTE: Esta lista sigue creciendo mientras más universidades católicas envían sus políticas internacionales y el College Board tiene la oportunidad de visitar sus instalaciones. Puede ser que algunas universidades católicas de alta calidad, con programas rigurosos, ya reconozcan las calificaciones AP y SAT de los estudiantes estadounidenses aunque por no haber contactado al College Board hasta la fecha de publicación, no aparecen en esta lista.


Traducido del Inglés por Lucinda Mayo.

Michael Hogan es un autor y educador que vive en México.

Email: michael.hogan(AT)asfg.mx

Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son de exclusiva responsabilidad de sus autor@s y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la redacción de AlterInfos. Comentarios injuriosos o insultantes serán borrados sin previo aviso. AlterInfos es un medio de comunicación plural con enfoque de izquierda. Busca difundir informaciones sobre proyectos y luchas emancipadoras. Los comentarios apuntando hacia la dirección contraria no serán publicados aquí pero seguro podrán encontrar otro espacio de la web para serlo.

Mensajes

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.