Portada del sitio > Español > Latinoamérica y Caribe > CHILE - Discriminación étnica y de género

¿Podemos vivir sin diferencias?

CHILE - Discriminación étnica y de género

Ariel Zúñiga

Jueves 28 de agosto de 2008, puesto en línea por Ariel Zúñiga

El ciudadano belga Didier van den Hove, fue detenido en la ciudad de Puerto Natales, en el extremo sur de Chile, en un hotel junto a dos jóvenes de diecisiete años. Los funcionarios del hotel habían denunciado previamente que algo «raro» acontecía en la habitación posteriormente allanada. Lo relevante del caso es que hasta el momento nada «raro», o anormal, tampoco nada ilegal, ha sido mencionado como justificación del actuar de los funcionarios, de la policía y del ministerio público: Todo se trataba de una reunión de amigos. No habían drogas ilícitas, tampoco se ha acusado al ciudadano belga de incitar al consumo de alcohol o venderle cigarrillos, no existía un cadáver que se apretaran a descuartizar, etcétera. Lo que ocurrió es que con ocasión del allanamiento, provocado nada más por la prolífica imaginación y falta de distracciones de los botones de la ciudad austral, se descubrió que el ciudadano belga, el que se desempeña como actor de la televisión colombiana, sostenía una relación sentimental con uno de los menores y que por ende practicaban sexo.

El actor explicó que la reunión con esos amigos se debía a que tenía un romance con uno de ellos, el cual había invitado a un amigo, y eso bastó para que se lo detuviera, se lo formalizara por sostener relaciones sexuales con un menor de edad, y que se decretara una medida de protección, que en la práctica es similar a que lo detuvieran, a «favor» del último.

Si en vez de tratarse de una relación homosexual esta hubiera sido heterosexual, no habría producido ni escándalo ni consecuencias legales ya que la ley chilena acepta el consentimiento desde los catorce años. La excepción la constituyen las relaciones homosexuales entre adultos. La explicación de la abogada del SENAME (Servicio Nacional de Menores) clarifica la posición del gobierno: «Lo que ocurre es que las relaciones de este tipo (sic) son jerárquicas y violentas por definición» (TVN, medianoche, 18 de Agosto de 2008) Quiere decir que existen relaciones y relaciones, unas lícitas y otras no, las primeras son horizontales y pacíficas y las segundas jerárquicas y violentas.

El ciudadano belga a la postre fue liberado, en la práctica deportado, luego de que consignara una multa, se lo obligara a pedir disculpas, suspendiendo el procedimiento en su contra bajo la condición de que nunca más ingrese al territorio nacional. Dejemos consignado que en este país viven torturadores, según muchos hasta ex jerarcas nazis, y visitan con regularidad, a lo menos una vez al año debido a la FIDAE, peligrosos criminales dedicados al comercio de armas. Sin embargo el enamorado actor no podrá volver a Chile, continuar su romance, a lo menos en nuestro territorio, salvo que los padres del menor lo autoricen a viajar a Colombia, en donde sí es lícito como en cualquier otro lugar civilizado practicar sexo consentido con un joven de diecisiete años. Si eso ocurriera ¿el SENAME impediría tal viaje? A estas alturas no me sorprendería. Lo más absurdo de todo es que si esperara unos cuantos meses podría hacerlo de todos modos y sin pedirle explicación a nadie.


En Vilcun, región de la Araucanía, Luchsinger ha declarado ser víctima de unos comuneros mapuches quienes le habrían quemado los edificios de su fundo en donde funcionaba una lechería. Él y su señora son los únicos testigos. Las empresas de seguros han considerado a esta región como altamente riesgosa para este tipo de atentados y por lo tanto se niegan a suscribir pólizas con los terratenientes del lugar. Pero el señor Luchsinger tenía una de hace veinte años, según se ha dicho, es el único agricultor en la zona que tiene una. Debido a esto recibirá un suculento cheque, de la aseguradora Mapfre, por quinientos millones de pesos (un millón de dólares)

En casos similares las sospechas, tanto de la prensa como de las policías, recaen en la «víctima», máxime si ésta no ha sido lesionada y es el único testigo de los hechos. Para eso no hay que ser Sherlock Holmes ni el Dr. Grissom de CSI ¿porqué su versión es validada por todos y de inmediato? Porque acusa a los Mapuche.

La hipótesis de un autoatentado, de un típico fraude de seguros, ni siquiera se ha «manejado extraoficialmente» como suelen decir los periodistas; hasta la presidenta «lamentó los hechos» y dio el respaldo explícito para encontrar y sancionar a los responsables (Mapuche) Si las evidencias apuntaran hacia Luchsinger finalmente y este debiera ser condenado una vez más nuestras autoridades utilizarán la tesis del error común como lo hicieron cuando Foxley (el canciller) informó que se había encontrado un multimillonario depósito de oro de Pinochet en el HCSB de Hong Kong. Sin embargo cuando sus propios funcionarios son descubiertos como ratón de molino saqueando fondos públicos «las instituciones deben funcionar» y rige la presunción de inocencia en forma absoluta, como no lo hace en ningún otro sitio de nuestro planeta. Se ha llegado a extremos impresentables, como el de Matias de la Fuente, por nombrar a uno de los que fueron «salvados por la campana» de la prescripción luego de que el propio gobierno hiciera todo lo posible para ralentizar los procesos judiciales.


Qué tienen en común estos hechos, a parte de dejar en ridículo una vez más a nuestra prensa y autoridades: Uno es un típico caso de discriminación de género, en específico, a los varones homosexuales; el segundo de discriminación étnica.

Son casos como estos los que refuerzan la posición de los activistas que identifican al género y a la etnia, como fuentes de causas defendibles en sí mismas: Se debe visualizar la discriminación de género, por ejemplo, para que situaciones como las descritas no vuelvan a suceder.


Relevo los dos casos mencionados pues me parece inadmisible la posición oficial frente a ellos pero me niego a caer en la trampa del simplismo activista y del particularismo ciudadano. El sistema en el que participamos, que genéricamente lo podemos denominar civilización y en específico capitalismo, pende en la desigualdad entre los actores del mismo. Esta disparidad, que es continua desde una minoría privilegiada a una mayoría marginada, es una cuestión de poder es decir, es al mismo tiempo económica, política y cultural.

Si hacemos tabula rasa y le depositamos a cada ser humano sobre la tierra el mismo dinero en menos de un mes habrán unos con mucho y otros con poco; esto sucederá porque las influencias políticas pesaran a la hora de regular las transacciones y las determinantes culturales para todo lo demás.

Del mismo modo si conseguimos superar definitivamente las discriminaciones de género y de etnia al persistir las determinaciones culturales, que sobrepasan con creces a la caricatura étnica, las políticas y las económicas, el mundo no estará un poco más igual de lo que está ahora, ni tampoco un poco mejor: Las cargas y las recompensas seguirán desigualmente distribuidas, aunque la legitimación en su faz ideológica haya variado para sostener un mundo diferente en la superficie.


El capitalismo tardío, en tanto sistema de producción que encubre mediante su compleja ideología liberal el que unos viven a expensas de otros, no precisa más desigualdades que las que origina la propiedad de los bienes. Algunos confunden propiedad con un documento, craso error, propiedad es dominio es decir, es la disposición de bienes. No es propietario el deudor hipotecario perpetuo, menos si el producto de su trabajo se destina a engordar los bolsillos de otros; tampoco el que debe obligadamente trabajar aunque su sueldo sea altísimo. Los propietarios son aquellos que han logrado superar el círculo vicioso de la pobreza y se encuentran en la espiral virtuosa de la acumulación. Ellos ponen el dinero, los demás la fuerza física, la pericia, la inteligencia, o la mera presencia. Ellos no trabajan, sólo cuentan sus fichas y las ordenan en la mesa. Son otros a los que se les paga por utilizar su tiempo los que operan los escasos bienes de los propietarios, sean materiales o culturales, agregándoles valor e incluso creando otros nuevos.

La compleja ideología liberal, subsumida en la aún más compleja ideología del hedonismo, presentista, consumista, informatizado y globalizado, no requiere más discriminaciones que las de segmentos de consumo, o de objetivos comerciales (Target). Si el sistema sigue su curso sin ninguna variación sustancial en menos de cien años habrán desparecido todas esas aprehensiones y reticencias provenientes de ideologías precedentes.

Si nada más observamos el desarrollo de la ingeniería genética es posible en muy poco tiempo, al menos técnicamente, disociar definitivamente la reproducción humana de la mujer, disipando con ese sólo hecho la actual división sexual del trabajo determinada por la maternidad.

Los estudios demográficos por su parte concluyen que la división fenotípica del mundo será muy pronto cuestión del pasado cuando los millones de seres humanos, insisto en que sólo es una extensión optimista del presente, sean todos mestizos. Los caracteres dominantes de la piel oscura y el cabello ondulado por ejemplo, extinguirá tanto a caucásicos como a japoneses, dejando en un lugar muy distante las querellas étnicas las que en gran parte hoy no son más que burdos atavismos eugenésicos de principios del siglo XX.

Ya la sociedad de hoy obliga a una socialización globalizada que fuerza, pese a las diferencias idiomáticas y gastronómicas, a que todos discurran en el mismo mundo, aunque ocupen en él roles diferentes, la mayoría de ellos heredados.

Las diferencias serán puestas, tal como ha sido desde que hay civilización, por la disposición de bienes es decir, por el dominio, por el poder, el que será manejado por unos a expensas de otros mientras no comprendamos que es eso lo determinante y no el bailar la música que los ideólogos programan.

Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son de exclusiva responsabilidad de sus autor@s y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la redacción de AlterInfos. Comentarios injuriosos o insultantes serán borrados sin previo aviso. AlterInfos es un medio de comunicación plural con enfoque de izquierda. Busca difundir informaciones sobre proyectos y luchas emancipadoras. Los comentarios apuntando hacia la dirección contraria no serán publicados aquí pero seguro podrán encontrar otro espacio de la web para serlo.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.